Poco antes de que Windows 10 fuese lanzado en el año 2015, Jerry Nixon de Microsoft anticipó que esta sería la última versión de Windows. 

La última actualización importante de Windows 10 llegó a lo largo del pasado mes de octubre. Desde entonces, la versión de Microsoft Windows 10 ha demostrado ser una de las mejores dentro del ciclo al que nos tiene acostumbrados la compañía de Redmond. 

No obstante, cada producto de Windows tiene un ciclo de vida determinado, como menciona la propia Microsoft en su hoja informativa sobre el soporte. El ciclo de vida comienza cuando se lanza un producto y termina cuando ya no es compatible. 

Conocer las fechas clave en este ciclo ayuda a tomar decisiones sobre cuándo actualizar así como en qué momento realizar otros cambios en el software. Es por ello que hemos preparado este artículo en el que avanzamos algunas de las novedades del que podría ser Windows 11. 

¿Por qué nadie habla de Windows 11?

La respuesta rápida sería que por el momento no es necesaria. A pesar de que Microsoft no alcanzó su objetivo de tener Windows 10 desplegado en mil millones de dispositivos a lo largo de tres años, no hay duda de que ha sido todo un éxito el de esta versión actual. 

Para cosechar este éxito, la compañía regresó a lo básico, alejándose de la apariencia de los mosaicos en vivo que hicieron su aparición con Windows 8, y devolviendo a los usuarios la familiaridad de un Menú de inicio y un escritorio tradicional. 

En cierto modo, este diseño fiable y familiar ha sido la forma de recuperar la confianza de los usuarios. Windows 10 ha marcado un cambio de estrategia de Microsoft, al igual que lo ha sido el servicio de suscripción de Office 365 (ahora Microsoft 365). 

De alguna manera, Microsoft ha abandonado la apuesta de lanzamiento de grandes versiones en favor de ofrecer nuevas actualizaciones cada seis meses. Cada usuario de Windows 10, obtiene en los meses de mayo y noviembre una serie de novedades. 

Además, existen las típicas actualizaciones de seguridad mensuales y parches de errores cada vez que son descubiertos. Esto significa que Windows 10 ha tenido innumerables actualizaciones desde su lanzamiento inicial en julio del año 2015. 

La decisión de Microsoft de quedarse con Windows 10 se debe en parte a la popularidad generalizada del sistema. Según StatCounter, más del 73,14 % de todos los dispositivos Windows ejecutan Windows 10, lo que viene a ser el 54,7 % de todos los PC de escritorio. 

Source: StatCounter Global Stats - Windows Version Market Share

Actualmente, Windows 10 no sigue el modelo de suscripción de Microsoft 365 a nivel de software. El sistema operativo se considera fundamental para la forma en que funciona un dispositivo, por lo que puedes seguir actualizando mientras tengas un dispositivos W10.

Esto significa que es poco probable que los dispositivos que ahora ejecutan Windows 10 no sean compatibles con una actualización futura, ya que el principal factor que limita a un dispositivo es la ralentización que no puede manejar un sistema operativo más avanzado. 

Es probable que hayas visto en la red algún vídeo de concepto sobre Windows 11, pero en realidad, Microsoft podría llegar a implementar muchas de estas características de forma gradual en Windows 10 sin necesidad de una nueva versión tan relevante. 

A día de hoy, Microsoft sigue centrado en optimizar Windows 10 para todo tipo de dispositivos, incluidos aquellos con doble pantalla, incluido su Surface Neo. Esto es todo lo que necesitas saber sobre Windows 10 y Windows 7: ¿Cuál es mejor?.