Google ha presentado una nueva herramienta para desarrolladores de aplicaciones que les permitirá probar sus versiones de 64 bits en el desktop. Esto les ayudará a examinar el rendimiento y funcionalidad de su aplicación con mayor detalle,  antes de que llegue la próxima oleada de dispositivos de 64 bits y Android L.

El kit de desarrollo nativo (NDK, en sus siglas inglesas) cuenta con más espacio de memoria, mayor número de registros y nuevos sets de instrucciones.

Usando el nuevo emulador, los desarrolladores solo podrán crear apps para chips de Intel (Bay Trail y Atom) y todavía no está el emulador para arquitectura ARM, sobre la que están construidas el chipset Tegra K1 a 64 bits de Nvidia y el chip Snapdragon 810 de Qualcomm. Precisamente el beneficio real llegará cuando se complete el movimiento hacia ARM, que es sobre la que utilizan la mayor parte de los dispositivos Android.

No obstante, este kit de desarrollo ayudará a los desarrolladores a hacer aplicaciones mejoradas y más adaptadas a este entorno. Así que, cuando llegue Android L habrá un montón de aplicaciones listas para aprovechar los teléfonos y tablets con procesadores de 64 bits.