Con esta adquisición, los ingenieros involucrados en el desarrollo de esta aplicación pasarán a formar parte de la plantilla de Google, tal y como ha confirmado un portavoz de la compañía.

De momento, los planes de Google son utilizar el software de manera interna, como herramienta para sus propios empleados. El portavoz de la compañía no ha querido pronunciarse sobre la posibilidad de que, en el futuro, pueda ofrecer esta tecnología, o integrarla, en alguno de sus productos comerciales.

De ser así, esta decisión se vería como un paso más en la estrategia de la compañía de convertirse en una fuente de herramientas de trabajo colaborativo en red.

Marratech seguirá operando como una compañía independiente y dará soporte tanto a clientes como a socios. Sin embargo, la aplicación pertenece ahora a Google, de manera que Marratech no podrá vendérsela a nadie más, tal y como explica este portavoz del buscador.

Además, pese a que los ingenieros involucrados en el desarrollo de esta aplicación son ya parte de la plantilla de Google, seguirán trabajando en Estocolmo en el desarrollo de software para conferencias a través del ordenador de sobremesa. Cabe señalar, asimismo, que no se han facilitado datos económicos relativos a esta operación de compra.

La aplicación de Marratech es multiplataforma y permite a las personas tanto conferencias de sonido como de imagen, compartir aplicaciones y mensajería instantánea. El puesto cliente es compatible con Windows 2000 o XP, Mac OS X 10.4 y diversas versiones de Linux, como Mandriva 10.2, SuSE 9.1 o Fedora Core 2. Eso sí, es necesario que el ordenador tenga, al menos, un Pentium III o G4 con una velocidad mínima de 1 GHz. Además, se necesita la aplicación servidor, Marratech Manager.