La compañía ha tenido que hacer frente no sólo al problema técnico que ha provocado que sus usuarios de Europa y Asia no pudieran acceder a sus mensajes de correo electrónico, sino también a una ingente cantidad de comentarios sobre la fiabilidad del servicio.

Lo cierto es que aún se desconocen los motivos por los que los usuarios de Gmail no podían acceder al servicio desde las 10:30 de la mañana hasta prácticamente las 15:00 horas. Pero la compañía ha manifestado en un comunicado oficial a través de su página Web, “el problema se ha resuelto y los usuarios han vuelto a acceder al servicio”. En esa misma nota, aclaran que sus ingenieros están trabajando para descubrir qué ha podido ocurrir y harán público un comunicado cuando se conozcan los detalles del bloqueo, pues reconocen que “estas dificultades técnicas no son habituales".