Las ventas de smartphones (teléfonos móviles inteligentes) siguen al alza, lo que está motivando a las compañías tradicionales del negocio de PC (como Acer, Apple, Dell o Microsoft) a adentrarse en este negocio.

A nivel mundial, en el segundo trimestre del año se vendieron 286,1 millones de teléfonos móviles, un 6,1 por ciento menos frente al mismo período del año anterior, según Gartner. Sin embargo, la de smartphones superaron los 40 millones, un 27 por ciento más que hace un año.

Por eso, Carolina Milanesi, directora de investigación de Gartner, señala que “teniendo en cuenta estos márgenes de crecimientos tan altos, los smartphones suponen la mayor oportunidad para los fabricantes. Es el segmento de mayor crecimiento y el más resistente a la caída en los precios de venta”. Apple es, sin duda, una de las principales beneficiarias de este nuevo mercado y lo es gracias al iPhone y toda su estrategia comercial. “El iPhone es, según nuestra visión, una plataforma para diez años, con crecimientos significativos y ganancias en cuotas de mercado. Nuestras previsiones reflejan que el iPhone seguirá ganando mercado en todos los países, motivado por la ampliación en su distribución, más innovación en los dispositivos y experiencia de usuario, así como nuevas SKU para los desarrolladores. El ecosistema que rodea al iPhone sigue siendo una importante fuente de mejora competitiva”.

Según este mismo estudio, RIM tiene un buen futuro con sus Blackberry, mientras que Nokia podría tener más dificultades.

Por último, cabe recordar que en los últimos meses se viene especulando con la llegada de los smartphones de Dell y de Acer.