De acuerdo con este estudio, los ingresos generados por la telefonía Wi-Fi podrían llegar a doblarse, e incluso triplicarse cada año hasta 2009, fecha en la que se espera que el mercado mundial alcance los 3.700 millones de dólares.

En un principio, la tendencia que se está viendo en el mercado es que, según este estudio, una aplicación de voz sobre una red de área local inalámbrica (VoWLAN) adquiere más popularidad entre los consumidores, aunque dispone de un enorme potencial de crecimiento como parte de un servicio de VoIP junto con conexiones de banda ancha.

“Los dispositivos de mano Wi-Fi de VoIP siguen su penetración en el mercado empresarial, especialmente con lanzamientos de productos de firmas como D-Link, Linksys y Netgear, con los que esperamos que también se incremente la adopción en el mercado de consumo”, comenta Richard Webb, analista de Infonetics Research.

No obstante, el responsable añade que el verdadero crecimiento provendrá de los dispositivos Wi-Fi, especialmente teléfonos de doble banda. “Con el incremento de la actividad tanto de los operadores móviles como fijos para proporcionar servicios duales al mercado masivo, a menudo como una parte de su estrategia de convergencia fijo y móvil, la previsión a largo plazo para los teléfonos Wi-Fi de doble banda es fuerte, asumiendo que su precio puede caer por debajo de los 100 euros”, añade Webb.

Otros de los aspectos que se señalan en el informe apuntan que el pasado 2005, la firma SpectraLink lideró el mercado de telefonía en lo que a temas de ingresos se refiere, seguida de Cisco y Motorota. El total de unidades de teléfonos Wi-Fi ha crecido un 151 por ciento entre 2004 y 2005, y la firma espera que crezca un 182 por ciento entre 2005 y 2006.

Asimismo, el informe deja constancia de que el 58 por ciento de los ingresos en teléfonos Wi-Fi el procedieron de los de una sola banda, el 42 por ciento de los de doble banda, si bien en 2009 se espera que 91 por ciento de los ingresos procedan de los dispositivos de doble banda.

Por países, el 22 por ciento de los ingresos de los dispositivos de doble banda procede de la región de EMEA y un 27 por ciento de Norteamérica, mientras que la mayor parte de estas ventas se localizan en Asia-Pacífico, un 49 por ciento del total.

No obstante, el informe de Infonetics destaca que, en 2009, la mayor parte de estos negocios vendrán de la región de EMEA.