El nuevo nombre de la oferta gratuita se inspira en el del proyecto Linux de código abierto patrocinado por Novell, openSUSE.org, y, no viene acompañado de cambio alguno en la forma de distribuir el producto. El sistema operativo openSUSE continuará estando disponible para ser descargado sin coste y dirigido a cualquier usuario Linux, a diferencia de la versión SUSE Linux Enterprise, orientada a clientes empresariales.

Las tecnologías probadas en openSUSE pueden ser incluidas en futuras soluciones software Linux empresariales de Novell, una vez refinadas y dotadas de pleno soporte, según la compañía. La actual versión de openSUSE es la 10.1, que será sustituida por la edición 10.2 a finales de este año.

“El nuevo nombre distingue nuestra distribución para la comunidad de nuestros productos para empresas, permitiéndonos diferenciar claramente las dos marcas principales de Novell para Linux”, ha declarado John Dragoon, vicepresidente senior y Chief Marketing Officer (CMO) del fabricante.