Google recopila mucha información de los usuarios que se nutren de sus servicios incluyendo la almacenada en los smartphones y tablets de Android, incluyendo datos personales como los números de contacto que figuran en la agenda, las autoridades rusas desconfían de estas prácticas y por eso han decido lanzar un sistema operativo blindado para proteger sus comunicaciones confidenciales. La versión cerrada y reducida del sistema operativo de Android ha sido bautizada como Romo y tiene el aspecto de Android, sólo que con una vocación mucho menos aperturista de cara a las políticas de privacidad de usuario, además cuenta con su propio sistema de navegación por satélite, conocido como GLONASS, con el que es compatible el iPhone 4S.

Las autoridades rusas estiman que los primeros tablets con Romo estarán disponibles hacia finales de año, costarán alrededor de 460 dólares, serán a prueba de golpes y resistentes al agua. El producto final estará dirigido principalmente a funcionarios estatales y personal militar ruso, pero también se lanzará una versión comercial que contará con características ligeramente diferentes. Asimismo, los tablets serán ensamblados en Rusia aunque con componentes mayoritariamente importados. inteligencia