Así las cosas, los desarrolladores de software podrán utilizar las capacidades de desarrollo HTML para construir aplicaciones basadas en la tecnología Flash de Adobe y, de este modo, conseguir aplicaciones Internet más ricas. Algo que lograrán utilizando la tecnología desarrollada por esta nueva compañía, FHTML.

Se trata del producto FluidHTML, que actúa como si fuera el lenguaje de Marcas de Hipertexto, para crear páginas Web y aplicaciones en Flash. Así lo ha explicado Michael Collette, CEO de FHTML. Así, las aplicaciones son renderizadas en pantalla por esta tecnología plugin Flash.

“Se trata de una extensión relativamente sencilla de nuestro actual conjunto de capacidades”, ha aclarado Collete. Cualquiera, según explican en la Web de la compañía, puede construir “páginas Web muy animadas, con anuncios, reproducciones multimedia y animaciones 3D rápida y fácilmente”.

FluidHTML sirve como una alternativa al lenguaje Flex de Adobe pero, al contrario que éste, las aplicaciones FluidHTML no están compiladas. En su lugar, utilizan un intérprete a tiempo real, lo que les proporciona una ventaja a la hora de hacer que los contenidos sean localizables fácilmente, explica Collette. También puede realizarse un vínculo entre objetos, lo que puede proporcionar uniones entre catálogos y un banner de publicidad, por ejemplo.

El plan de negocio de FHTML requiere que las aplicaciones que se construyan con ello se hagan gratuitamente, con una tasa que se paga en el despliegue de las mismas. La tecnología pasará a fase de pruebas el mes que viene, mientras que su disponibilidad general está prevista para diciembre. Los precios para desarrollar una pequeña página Web van desde los 99 a los 499 dólares para un site que tenga, como mucho, 50.000 visitas al mes.