Mientras la encuesta apunta a un uso extendido de las Tecnologías de la Información en relación con los equipos informáticos (PC y/o portátil) y líneas de banda ancha, el porcentaje de comercios minoristas que utilizan el comercio electrónico es mucho más bajo.

Si menos del 20 por ciento lo emplea para realizar compras, únicamente el 6,5 por ciento realiza comercio electrónico para vender sus productos. En consonancia con estos datos, el 38,4 por ciento de las empresas no ven una utilidad real del comercio electrónico en sus negocios, siendo la mayoría “nanopymes”, elevándose la cifra al 42 por ciento de los comercios minoristas los que nunca se han planteado su implantación.

La encuesta ha posicionado la búsqueda de información como el primer uso que hacen estas empresas con Internet (88 por ciento), seguido de operaciones bancarias (61,2 por ciento), como herramienta de comunicación con clientes y proveedores (56,6 por ciento) y, con un porcentaje año a año más elevado, comunicarse con las Administraciones Públicas (28,5 por ciento).