Un equipo de investigadores de Estados Unidos y Reino Unido ha creado un programa con un algoritmo que puede “leer” la expresión facial de una persona y cambiar el aspecto de un cuadro en función del estado anímico del usuario.

El programa de “pintura empática” utiliza una cámara web y hardware específicamente desarrollado para el proyecto. Aunque todavía es un proyecto en fase de prototipo, este software podría usarse en productos comerciales destinados a la manipulación de contenidos digitales.

En las imágenes se puede ver cómo cambia la pintura de un dragón según sea la expresión de la persona que observa el cuadro.

Si la expresión del espectador es tranquila, la imagen muestra colores más fríos.

Por el contrario, los colores del cuadro varían si el usuario muestra emociones de ira o contrariedad.