Ranember ha alcanzado un acuerdo con Lodisoft Internacional para comercializar el software de control paterno Canguro. Se trata de un programa que permite controlar el acceso al ordenador y a los contenidos de Internet por parte de un menor de edad. Su instalación requiere una contraseña secreta no conocida por el menor.

El software es capaz de determinar el horario en el que el menor puede acceder al ordenador del domicilio; informar sobre las páginas web a las que el menor ha accedido desde el ordenador; controlar las páginas web a las que puede acceder, estableciendo los pertinentes filtros que impidan el acceso a aquellas páginas que determinen los padres; e informar sobre los programas que utiliza o el software que se descarga.

El programa requiere un espacio libre en disco de 100 MB, una memoria RAM de 128 MB y procesador Pentium III o superior. Su precio es de 29,90 euros.