Un profesor de ciencia informática de la Universidad de Illinois ha desarrollado junto con un estudiante una tecnología que podría animar a la gente a compartir su ancho de banda sin tener que preocuparse por la seguridad o por proteger su privacidad. Se trata de Practical End-host collaborative Residential Multihoming (PERM), un sistema que utiliza algoritmos de planificación de flujos para seleccionar la mejor conexión disponible y proporciona a los propietarios del acceso a Internet prioridad para usar su propia conexión. El software también alerta a los titulares de la conexión cuando alguien está abusando de ella.

Para usar este software hay que descargarse un archivo de 1 MB en http://swing.cs.uiuc.edu/projects/perm/. Actualmente en su segunda versión, el software de momento sólo funciona con Linux y con el software open source del punto de acceso Linksys WRT54G. Sus creadores afirman que están preparando una versión para Windows.