Los números dados a conocer por Cisco Systems alrededor de la Telepresencia son claros: más de 100 clientes y despliegues en más de 40 países, tal y como han dado a conocer durante la jornada inaugural de la Cisco Expo, el punto de reunión de la firma con sus partners y clientes que tiene previsto reunir alrededor de 2.000 personas alrededor de soluciones tecnológicas relacionadas con las comunicaciones tradicionales, seguridad, las comunicaciones unificadas, videovigilancia en entornos CCRE, soluciones inalámbricas de movilidad y almacenamiento inteligente de datos.

Y, como para muestra un botón, los responsables de la firma han preferido dar a conocer dos. Por una parte, la propia Cisco, que se ha convertido en uno de los más llamativos referentes de la implantación de la Telepresencia, con una instalación que ha permitido ahorrar sólo en desplazamientos alrededor de 103 millones de dólares en un año, cuando las previsiones de la compañía pasaban por un ahorro en este terreno de 61 millones en 3 años, y, por otra parte, BBVA, el primer proyecto de referencia en nuestro país, con el que la entidad financiera conecta 7 de sus localizaciones, tanto en España como en América Latina, número que se elevará en breve a 9 con la apertura de otras dos salas en Reino Unido y Estados Unidos. La firma ha invertido, globalmente, alrededor de 3 millones de euros en el proyecto (no sólo en la solución, sino también en la adecuación de las instalaciones para la implantación), y sigue pendiente de nuevas posibilidades, como la recientemente anunciada capacidad para conectar los sistemas de videoconferencia de otras firmas con la Telepresencia, con el fin de seguir ampliando su instalación.

De hecho, ésta es una de las tres novedades anunciadas también por Cisco en este terreno. Además, también han dado a conocer la posibilidad de interconectar dos sistemas de Telepresencia de dos empresas diferentes o la posibilidad de integrar la solución con las aplicaciones de gestión de agenda implementadas en las empresas.