Comenzando por la solución de interiores, se trata del Aironet 1250, un dispositivo que permite una topología de mallado, así como compatibilidad con el borrador del estándar 802.11n, si bien pude funcionar, dependiendo de los casos, en cualquiera de los otros tres estándares más tradicionales en el mundo Wi-Fi, 802.11a/b/g.

Se trata de un producto que, en función del estándar que soporta, puede llegar a proporcionar velocidades de hasta 300 Mbps, y cuenta con tecnología MIMO (Multiple-input Multiple-output), lo que permite una mejor cobertura en situaciones donde las condiciones no sean las óptimas para las redes inalámbricas. 

Y, de puertas para fuera, la solución exterior, el Aironet 1520, una solución de banda ancha inalámbrica para dar cobertura exterior con un alcance de 800 metros de diámetro. Se trata de productos con capacidad para crear diferentes tipologías de red, en función e cuál sea la más adecuada, y que dan soporte a dispositivos 802. 11a/b/g.

Con este anuncio, Cisco quiere reforzar su posición en un mercado que, en función de los datos de Dell’Oro Group para el segundo trimestre de este año, lidera con un 63,3 por ciento de cuota de mercado, lo que equivale a 228 millones