WiMax será una opción de Montevina, el sucesor de la próxima versión de Centrino, conocida como Santa Rosa (cuya llegada al mercado está prevista para el próximo mes).

Montevina, que utilizará un procesador Penryn fabricado empleando la tecnología de 45 nanómetros y que incluirá un codificador de vídeo por hardware integrado, llegará al mercado a lo largo de la segunda mitad de 2008, si se cumplen los plazos previstos, tal y como confirma Dadi Perlmutter, vicepresidente senior y director general del grupo de movilidad de Intel.

WiFi seguirá siendo una pieza fundamental dentro de Centrino, pero el añadir WiMax en aquellos mercados (como el español) en el que están disponibles estos servicios dará a los usuarios la posibilidad de acceder a internet más allá de los tradicionales hot spot.

Pese a que Intel está celebrando estos días su evento para desarrolladores en Pekín (China), no han transcendido muchos detalles técnicos de Montevina. Sí se sabe, no obstante, que los componentes serán un 40 por ciento más pequeños que los que actualmente pueden localizarse en Centrino, lo que permitirá su inclusión en dispositivos más pequeños, como los sub portátiles.

Intel está convencido de que la decisión de añadir WiMax como opción dentro de Centrino impulsará la adopción de tecnología inalámbrica de banda ancha. “Creemos que va a despegar aún más rápido”, señala Mooly Eden, vicepresidente y director general del mencionado grupo de trabajo en el fabricante.

Al hacer que WiMax esté disponible en un mayor número de portátiles, Intel espera replicar el éxito cosechado con la primera versión de Centrino y WiFi.