Con Lollipop tan cerca, Google está calentando el ambiente y anima a los desarrolladores a que lo descarguen de Google Play Console y pisen el acelerador. El gigante pretende que su comunidad dé los últimos retoques a sus aplicaciones y se suban a Play Store.

Aunque Android 5.0 se lance el 3 de noviembre, no implica que ese día podamos descargarlo en nuestro dispositivo, aunque sí adelanta cuando comenzará a rodar el balón. Se espera que los terminales Nexus sean los primeros en incorporarlo y que otros fabricantes sigan su estela.

Marcas como HTC ya han prometido que sus últimos móviles, el HTC One M8 y M7, dispondrán de una versión en 90 días desde su lanzamiento oficial. Además, las novedades de software suelen tener que pasar un periodo de prueba en los operadores, antes de que se puedan desplegar.

Si bien es cierto que Android 5.0Lollipop ya está en ciernes, también lograr que todo el ecosistema que le rodea también le siga, ya es otro cantar.

Lollipop es una reinvención importante de Android y las apps de terceros van a jugar un papel muy relevante para su éxito y lo demuestra la insistencia de Google con los desarrolladores: necesita realizar una transición suave hacia el nuevo sistema. Y eso solo ocurrirá si los primeros usuarios pueden acceder a sus apps favoritas y funcionan correctamente.