¿Quiere asegurarse una transición tranquila a Windows 7? Confirme entonces que tiene todos los elementos que enumeramos a continuación antes de empezar con el proceso de actualización.

- Un PC compatible. Si su equipo ya trabaja con Vista, es más que probable que pueda hacerlo con Windows 7. Pero para asegurarse, o si su PC funciona con XP, descárguese y ponga en marcha Windows 7 Upgrade Advisor.

- Actualice el disco y los números de identificación de los productos. Lo sentimos, pero deberá comprar las actualizaciones para conseguir la actualización.

- Software de backup de imagen. Si la instalación va mal, un backup de imagen puede devolverle al punto de partida. Para ello, recomendamos utilizar la versión gratuita de Macrium Reflect.

- Un disco duro externo. Necesitará algún dispositivo en el que depositar ese backup. Así, deberá contar con un disco duro externo que tenga, al menos, la misma capacidad de almacenamiento que tenga su disco duro interno.

- Lápiz y papel. Probablemente tendrá que anotar una serie de cosas a lo largo de todo el proceso.

- Programas listos para instalarse. Puede saltarse este paso si realiza una instalación de actualización, pero si lo que quiere es partir de cero con Windows 7, necesitará reinstalar cualquier programa de los que tenga ahora en su PC y que desee conservar.

- Tiempo. Si es usted afortunado, podrá tener el nuevo sistema operativo de Microsoft y en marcha en un par de horas, pero podría llevarle todo el día, lo que supondría no tener acceso a su equipo en toda una jornada. Así que, asegúrese de que puede pasar un día sin utilizar su equipo.

- Un buen libro. Pues tendrá que pasar mucho tiempo esperando.

Prepare su PC

Poner en marcha la actualización

Más pasos y algunos trucos

Actualice su lista de deberes

El reto de la actualización de XP a 7

Unos cuantos trucos