Actualmente existen 478,4 millones de teléfonos móviles en uso en el mercado, lo que eleva la penetración media en Europa a un 103% de la población, frente al 95% registrado en 2005. No obstante, los niveles varían considerablemente de unos países a otros. Los de mayor penetración son Luxemburgo (171%), Italia (134%) y Lituania (133%); los de menor, Francia (82%) y Malta (83%).

Por lo que al acceso a Internet de banda ancha se refiere, los niveles de presencia son igualmente variables según el país del que se trate. Con una penetración media del 15,7%, la banda ancha alcanza tasas de hasta un 29,8% y un 29,4% respectivamente en Holanda y Dinamarca, pero todavía existen diez países de la UE con niveles de presencia inferiores a un 10%.

El mercado de telecomunicaciones en su conjunto ha crecido un 2,3% respecto de 2005, y la inversión, un 5%. Algo que la Comisión no considera suficiente. De hecho, actualmente trabaja en la reforma de las leyes de telecomunicaciones de ámbito Europeo, sobre la que presentará una propuesta formal a medidos de año. El objetivo de esta modificación normativa es acabar con las inconsistencias nacionales, según Viviane Reding, comisaria europea para Telecomunicaciones.