Un reciente informe de la empresa de análisis Canalys ha confirmado que en febrero de este año Xiaomi superó a Huawei y se convirtió en el tercer fabricante de smartphones que más vende del mundo, así como la primera marca de wearables inteligentes.

En los últimos meses, Huawei ha sufrido las consecuencias de su continua disputa con los Estados Unidos para saber si puede seguir usando o no los servicios de Google. La semana pasada fueron presentados los Huawei P40 y el Watch GT 2e, pero no sin dificultades.

Mientras tanto, Xiaomi ha seguido superándose y en las últimas semanas ha presentado magníficas actualizaciones de sus líneas económicas y premium gracias al Redmi Note 9S y el Mi 10. Su Mi Band 4 es también uno de los mejores monitores fitness del mercado.

El compromiso de la compañía por ofrecer una tecnología de altísima calidad a un precio asequible (sin obtener nunca más del 5 % de beneficio) está dando sus frutos ahora que Xiaomi no para de crecer en el mercado de telefonía móvil.

Fabricante Envíos globales en 2019 Envíos globales en enero de 2020 Envíos globales en febrero de 2020
Samsung 295,1 millones 20,1 millones 18,2 millones
Apple 197,4 millones 16 millones 10,2 millones
Xiaomi 124,8 millones 10 millones 6 millones
Huawei 240,5 millones 12,2 millones 5,5 millones
Oppo 115,1 millones 8,1 millones 4 millones
Vivo 106,5 millones 7,3 millones 3,6 millones

Pese a esta buena noticia para Xiaomi, es importante mencionar que, como se ve en la tabla anterior, todos los fabricantes de smartphones chinos han bajado en número de ventas debido a la pandemia del coronavirus actual que empezó precisamente en China.

Xiaomi ya lleva un tiempo obteniendo magníficos resultados. En 2019, obtuvo unos ingresos totales de aproximadamente 26.000 millones de euros (17,7 % más que en 2018) y un beneficio de 1.400 millones de euros (34,8 % más que el año anterior).

Aproximadamente 11.700 millones de euros de los ingresos anteriormente mencionados procedieron del exterior. A día de hoy, Xiaomi tiene presencia en más de 90 países y en la mitad de estos se sitúa en las cinco primeras posiciones en envíos de smartphones.

La compañía asegura que ya se está recuperando del impacto del COVID-19 y su producción ya ha vuelto a la normalidad en un 80-90 %. Aunque la mayoría de sus tiendas cerraron durante el brote, sus ventas siguieron creciendo gracias a la venta online.