Xiaomi acaba de anunciar sus últimos teléfonos de gama media en un evento celebrado en Múnich, y el 12T Pro, de 749 €, destaca por ser el segundo teléfono de la historia que cuenta con una cámara con un sensor principal de 200 MP.

En este sentido, sigue lo que ya hizo el Motorola Edge 30 Ultra, el primer teléfono con el sensor Isocell HP1 de 200 MP de Samsung. Se espera que el próximo Samsung Galaxy S23 Ultra incorpore una versión actualizada de este sensor en 2023.

Según Xiaomi, el sensor de 200 MP del 12T Pro mejorará la claridad de la imagen, el enfoque y el rendimiento con poca luz, pero está por ver si esto se confirma en la vida real. Un mayor número de megapíxeles no garantiza mejores fotos.

De hecho, meter todos esos píxeles en un sensor minúsculo significa que cada uno de ellos capta menos luz, así que tenemos ganas ya de probarlo en primera persona y ver cómo se comporta especialmente en entornos con poca luz.

La compañía también ha lanzado el Xiaomi 12T de 499 €. Este teléfono, que no es Pro, usa el MediaTek Dimensity 8100 Ultra, mientras que el 12T Pro opta por el Snapdragon 8+ Gen 1.

Es destacable que ambos teléfonos utilicen procesadores premium, a pesar de tener un precio relativamente bajo. El 8100 Ultra no es el último ni el mejor procesador de MediaTek (este sería el Dimensity 9000+).

Sin embargo, no encontrarás nada mejor que el 8+ Gen 1 en el catálogo de Qualcomm, y esa es una de las razones por las que el 12T Pro es 150 € más caro. No obstante, deberías obtener un gran rendimiento en ambos teléfonos, especialmente cuando se combinan con 8 GB o 12 GB de RAM.

En el 12T estándar, el objetivo de la cámara principal es de 108 MP (lo que siguen siendo muchos más píxeles que en la mayoría de los teléfonos).

En cambio, las otras cámaras de ambos modelos son más bien sencillas, con un ultra gran angular de 8 MP, una lente macro de 2 MP y una cámara selfie de 20 MP, lo que demuestra que se ha recortado en ciertas especificaciones para alcanzar esos precios tan asequibles.

Xiaomi 12T Pro

La cámara selfie está alojada dentro de una pequeña muesca perforada, pero no le quita protagonismo a la gran pantalla OLED de 6,67" y 2712 x 1220 de ambos terminales. Además de una tasa de refresco de 120 Hz, también se obtiene un muestreo táctil de 480 Hz para una experiencia extra sensible.

El tamaño de la batería también es idéntico: una capacidad de 5.000 mAh que, según Xiaomi, te permitirá disfrutar de hasta 13,5 horas de pantalla. Además, cuenta con una carga ultrarrápida por cable de 120 W, que supuestamente proporciona una carga completa en solo 19 minutos. El adaptador necesario para obtenerlo viene en la caja.

Otras características a destacar son el escáner de huellas dactilares bajo la pantalla, los altavoces duales y el NFC, todo ello en unos dispositivos que pesan poco más de 200 g (202 g en el caso del 12T; 205 g en el del 12T Pro).

Ambos teléfonos ejecutan la skin MIUI sobre Android 12, pero se está preparando una actualización a Android 13. Xiaomi se compromete ahora a ofrecer tres años de actualizaciones de Android y cuatro años de actualizaciones de software para la mayoría de sus teléfonos, por lo que el 12T y el 12T Pro deberían tener soporte hasta 2026.

El Xiaomi 12T estándar es un teléfono de gama media muy por un precio de 599 €, mientras que tendrás que pagar al menos 799 € por el 12T Pro. Sin embargo, los pedidos anticipados del 20 al 24 de octubre reducirán esos precios iniciales y el Pro incluirá incluso la nueva tablet Redmi Pad sin coste adicional.

Redmi Pad

Xiaomi también ha presentado la Redmi Pad, que se presenta como una tablet económica para jugar y consumir contenidos móvil.

Esto se refleja en la elección del chipset, el Helio G99 de MediaTek, que no es adecuado para aplicaciones de productividad exigentes. El modelo básico solo cuenta con 3 GB de RAM, pero existe la posibilidad de ampliarla a 4 GB o 6 GB.

La pantalla es, sin duda, lo más destacado de cualquier tablet, y la Redmi Pad cuenta con un panel LCD de 10,61". Tiene una resolución de 1200×2000 y una tasa de refresco de 90 Hz, además de ser, según la marca, la primera tablet del mundo con certificación SGS de baja fatiga visual.

Dentro de unos biseles bastante gruesos, encontrarás una cámara selfie de 8 MP, aunque su campo de visión de 105° la convierte en una opción decente para hacer videollamadas. En la parte trasera, solo encontramos una lente de 8 MP.

La Redmi Pad está equipada con una batería de 8.000 mAh que, según Xiaomi, durará "todo el día". Obviamente, eso dependerá de varios factores, incluyendo tus hábitos de uso. La carga rápida se reduce a 18 W, aunque el adaptador de 22,5 W incluido en la caja puede aprovecharla al máximo.

A pesar del tamaño de la batería, Xiaomi ha conseguido mantener la Redmi Pad relativamente delgada: 7,05 mm. Con un peso de 445 gramos, también es fácil de llevar a cualquier parte.

La Redmi Pad costará 279 €, pero aún los pedidos no empezarán a realizarse hasta el próximo 14 de octubre.

Xiaomi Redmi Pad

Redmi Buds 4 y 4 Pro

Xiaomi también ha presentado dos nuevos auriculares inalámbricos. Los Redmi Buds 4 y 4 Pro pretenden ofrecer una experiencia auditiva de primera calidad dentro de un paquete compacto y asequible. Pero el modelo Pro es el protagonista.

Junto con los controladores duales y el audio de alta resolución, la característica más destacada es la cancelación activa del ruido (ANC). Supuestamente, puede reducir el ruido de fondo hasta en 43 dB, lo que significa que ya no escucharás el sonido de los teclado al teclear o las bocinas de los vehículos.

Para obtener el máximo efecto, tendrás que activar la ANC "profunda", pero también están disponibles los modos ligero y equilibrado. Si quieres escuchar el sonido que te rodea, también hay un modo adaptativo.

El diseño de los Buds 4 Pro no es nada revolucionario, pero tanto los auriculares como el estuche son resistentes al polvo y al agua según la certificación IP54. Están disponibles en dos colores: blanco y negro.

Xiaomi afirma que los Redmi Buds 4 Pro tienen una duración de batería de hasta 9 horas, más otras 25 horas con la funda. Como era de esperar, esta última se carga a través de puerto USB-C.

Los Redmi Buds 4 estándar tienen un diseño diferente y no verás la patilla típica de muchos earbuds. Otras diferencias importantes son que la ANC se limita a 35 dB y que la duración de la batería de los auriculares se reduce a seis horas.

Los Buds Pro cuestan 99,99 €, mientras que el precio del modelo estándar es de 59,99 €.

Xiaomi Redmi Buds 4 Pro

En el mismo evento, Xiaomi ha anunciado el lanzamiento mundial de la Mi Band 7 Pro. Se anunció en China el pasado julio, y parece que seguirá siendo la pulsera de fitness más económica. Sus características incluyen el seguimiento continuo de la frecuencia cardíaca y el oxígeno en sangre, así como la compatibilidad con 120 deportes diferentes, la evaluación del estrés y el seguimiento del ciclo femenino.