Después de haberlo hecho ya en otros países europeos, Vodafone estrenará finalmente en España la última generación de telefonía: el 5G. Lo hará el próximo sábado 15 de junio de la mano de su filial española y en las 15 ciudades principales del estado.

En concreto, la conectividad 5G ya podrá disfrutarse en las siguientes localidades: Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Málaga, Zaragoza, Bilbao, Vitoria, San Sebastián, La Coruña, Vigo, Pamplona, Gijón, Logroño y Santander.

Vodafone se sitúa así como el primer operador en nuestro país en ofrecer este tipo de red, con una velocidad 20 veces más rápida que la telefonía actual 4G. Esto facilita el desarrollo de tecnologías como la inteligencia artificial, la realidad virtual o los coches autónomos.

Para poder suministrar esta red, Vodafone ha trabajado con empresas del sector como Ericsson o Huawei. Es precisamente la colaboración con esta última la que ha suscitado más dudas, sobre todo por su batalla con el gobierno de Trump.

Desde Vodafone España se ha querido mandar un mensaje de tranquilidad, asegurando que no colaborarán más con Huawei para partes nucleares de la red hasta que las acusaciones de espionaje de Estados Unidos queden aclaradas.

Aunque el veto a la empresa china todavía no ha llegado a territorio español, por ahora Vodafone no venderá smartphones 5G desarrollados por Huawei. Así, por ahora solo distribuirá terminales compatibles de tres marcas: Samsung, Xiaomi y LG.

¿Qué es el 5G y qué beneficios tiene?

Lo primero que deben saber los usuarios que quieran pasarse a la telefonía 5G es que no les costará ningún extra si contrataron en su día alguno de los planes que lanzó Vodafone España el pasado mes de abril.

A esto le corresponde, por ahora, unos 140.000 clientes de Vodafone España, es decir, menos del 5 % del total. Como era de esperar, como más cara sea la tarifa, más prestaciones podrás disfrutar en tu teléfono compatible.

¿Pero qué beneficios tiene el 5G? La quinta generación de telefonía móvil se despliega sobre la frecuencia de 3,7 GHz y ofrece unas velocidades de descarga mucho más rápidas que las redes anteriores.

Aunque esta velocidad será primero de solo 1 Gbps, se espera que se duplique a finales de año. Esta mejora debería reducir las latencias que a menudo se producen cuando usamos los datos móviles para conectarnos a Internet o jugamos a un videojuego en línea.

Como hemos dicho, esta red está especialmente pensada para impulsar el desarrollo de nuevas tecnologías que le permitirían a un médico hacer un diagnóstico a distancia o a una persona desplazarse en coche sin necesidad de saber conducir.