Los usuarios de Movistar que se den de alta en la Tarifa Pluraal podrán hacer llamadas a cero céntimos el minuto entre ellos sin horarios ni límites. De esta forma, podrá hablar hasta 60 minutos por cada llamada que se realice a cualquier número que también esté dado de alta en esta tarifa, abonando sólo 17,4 céntimos por el establecimiento de llamada.

Para las llamadas realizadas a un número de otro operador, a un fijo o a otros Movistar que no estén apuntados a la Tarifa Pluraal, el precio dependerá del número de usuarios que ya se estén apuntados a la nueva tarifa. Cuantas más personas lo estén, más baratas serán. Partirán de un precio inicial de 18,56 céntimos/minuto en contrato y 44,08 en tarjeta. Cuando haya más de 100.000 clientes apuntados pasarán a costar 18,56 céntimos en contrato y 34 en tarjeta. Los precios bajarán progresivamente hasta llegar al medio millón de abonados, momento en que estas llamadas costarán 13,92 para contrato y 27,84 para tarjeta.

La Tarifa Pluraal, que es válida para llamadas con origen y destino dentro del territorio nacional, no tiene cuota de alta y la cuota mensual es de un euro.