Las autofotos se han ganado el corazón del común de los mortales, fruto de la expansión de los smartphones, que en España ya tiene el 84 por ciento de la población. Un estudio de PhotoBox revela que hoy es un fenómeno arraigado, ya que el 60 por ciento de personas encuestadas afirma que para tomar fotografías usa solamente su smartphone, muy por delante de la cámara compacta (22 por ciento),  y de las cámaras réflex (9,4 por ciento).

Además, más de la mitad de las personas aficionadas a la fotografía reconoce que los selfies son el tipo de fotografía que más imprime en la actualidad (45,6 por ciento), por delante de los paisajes (36 por ciento) y los monumentos (12,7 por ciento).

Los resultados corresponden a un sondeo realizado en España entre 1.300 usuarios de fotografía. El 75 por ciento de ellos se hacen selfies de forma habitual, y más del 60 por ciento realizan hasta 100 selfies en sus vacaciones, sobre todo con un paisaje o monumento de fondo, mientras el otro tercio prefiere posar junto a familia y amigos.

Además, no son fotos tan improvisadas como puede parecer, ya que el 59 por ciento las repite hasta tres veces, y 7 de cada 10 afirma que conserva estas fotografías, con lo que se desmitifica la presunta fugacidad de estas instantáneas, concluye el estudio.