No parece que Sony termine abandonando su negocio de teléfonos inteligentes, como ya hiciera con el de PC el año pasado. Sus directivos consideran que su papel es demasiado importante de cara al futuro, sobre todo por lo que puede suponer para Internet de las Cosas.

Hablando con Arabian Business, el presidente de la corporación Hiroki Totoki acaba de despejar las dudas sobre esta continuidad en el negocio móvil, que le hace perder dinero a pesar de ser el décimo proveedor global, según Gartner. Incluso, a primeros de año la agencia Reuters publicó una noticia sobre que la compañía japonesa podría estar considerando una venta o joint venture para negocio móvil.

Ahora el primer directivo de la firma lo ha descartado diciendo que "los teléfonos inteligentes están completamente conectados con otros dispositivos, y forman parte de la vida de las personas. Por eso, la oportunidad de diversificación es enorme. Nos dirigimos a la era de la IoT (Internet de las Cosas) y es necesario producir toda una serie de nuevas categorías de productos para este mundo”. De lo contrario, opina que la compañía perdería una parte sustancial del negocio".

En otras palabras, renunciar a los smartphones supondría perder un punto central el control sobre hogares inteligentes, relojes inteligentes y un sinnúmero de nuevos dispositivos conectados. Por eso, Totoki señaló que la firma no venderá nisaldrá negocio móvil.

Aún así, no está claro qué planes tiene Sony en Internet de las Cosas. La compañía ha lanzado un par de smartwatches y una banda de fitness, y está probando algunos experimentos como un kit para crear dispositivos IoT, pero de momento no dispone de un ecosistema no se trata de un ecosistema consistente, como los de Apple, Samsung o Xiaomi, explica PCWorld.com.

Sony ha sufrido las consecuencias de no ser una marca relevante en el mercado estadounidense. Y, como fabricante de teléfonos de gama alta, se enfrenta a los mismos retos que Samsung y LG: defenderse de la infinidad de competidores de bajo coste con modelos "suficientemente buenos".