Este tipo de producto, smartphones por menos de 200 dólares, ya están causando furor en Estados Unidos, aunque utilicen conexiones 3G, algo que Qualcom espera cambiar a LTE con un nuevo chip.

Qualcomm quiere evolucionarlos con la introducción del procesador Snapdragon 210, que se comenzará a ser utilizado en smartphones en el primer semestre del próximo año.

Aunque el fabricante de chips no adelanta un posible precio de los futuros smartphones que utilicen sus nuevos chips, si miramos los móviles actuales, que utilizan Snapdragon 200, no es descartable ver modelos por menos de 200 dólares (en torno a los 155 euros) en breve.

Por ejemplo, el Moto E de Motorola cuesta hoy 119 euros y el Nokia Lumia 530 de Microsoft alrededor de 85 euros. Los nuevos Snapdragon 210 permitirán a los móviles disponer de dos tarjetas SIM y de cámaras de 8 megapíxeles con vídeo Full HD. El Moto E y el Lumia 530 disponen de cámaras de 5 megapíxeles. El procesador también puede equipar algunos tablets en el futuro.

El fabricante ha presentado también Snapdragon 208 para smartphones 3G, incluso más baratos. El procesador tiene CPU de doble núcleo y puede mostrar imágenes de una resolución de hasta 960 x 540 píxeles, según la compañía.

Se espera que los primeros teléfonos inteligentes basados en este último chipset comiencen a venderse tambiénen el primer semestre del próximo año.