La surcoreana utiliza el sistema operativo Android en la mayoría de sus smartphones, pero ve que hay potencial para Tizen en smartphones de gama baja, wearables, televisores e Internet de las Cosas.

El teléfono Samsung Z3 cuesta 8.490 rupias (unos 115 euros), un precio que se sitúa en la franja de mayor crecimiento de las ventas en ese país. La compañía ya lanzó en enero el modelo Z1 en este mercado y dijo en junio que había vendido ya un millón de unidades.

Estará dsiponible este mes en colores oro, negro y plata, e incluye un procesador de cuatro núcleos a 1,3 GHz y tiene una pantalla HD Super AMOLED de 5 pulgadas. Cuenta con una cámara trasera de 8 megapíxeles y una frontal de 5.

El dispositivo tiene una batería de 2,600mAh que permite a los usuarios operar en modo de espera, durante un máximo de 33 horas, con un 10 por  ciento más de duración si se utiliza con el modo de ahorro energético Ultra Power Saving. Cuenta con 1 GB de RAM y 8 GB de almacenamiento. Una ranura microSD permite ampliar la memoria de 128 GB.