Acaba de salir a la luz una patente presentada por Samsung a finales de 2019, que revela los planes de la empresa para desarrollar un conjunto de cámaras de seis sensores para teléfonos inteligentes.

HMD Global tiene actualmente el récord por el mayor número de sensores en la configuración de la cámara de un solo teléfono, gracias al diseño de lentes pentagonales que se encuentra en la parte posterior del Nokia 9 PureView del año pasado. 

Ahora parece que Samsung podría estar preparando una configuración de seis sensores con algunos trucos decididamente únicos en la manga que permitirían una experiencia de disparo más versátil desde sus futuros smartphones.

En una patente presentada a la OMPI (Organización Mundial de la Propiedad Intelectual) en diciembre de 2019 y publicada el 11 de junio de 2020 (según lo observado por Let's Go Digital), Samsung detalla una disposición de smartphones multisensores (a veces con cuatro, cinco o seis sensores) con la capacidad de inclinación y selección de ángulo de los sensores dentro de la disposición para lograr hazañas de fotografía de smartphones nunca antes vistas.

El documento de 59 páginas entra en detalles exhaustivos sobre los beneficios de tantos sensores construidos para trabajar en conjunto, pero hemos escogido algunos de los más destacados.

La configuración emplea una serie de (hasta) cinco cámaras de gran angular con una distancia focal de 28 mm (un equivalente a 35 mm), acompañadas de un único sensor de telefoto. Al igual que el PureView, Samsung prevé que los datos de múltiples sensores se combinen para crear una toma final compuesta de alta fidelidad.

Este enfoque beneficia áreas de calidad de imagen como la reducción de ruido y el rango dinámico, pero también mejora el disparo con poca luz. Mejor aún, el campo de visión de cada sensor se superpone con el de los demás (ver arriba) permitiendo, como ejemplo, que cada sensor de 32 MP ayude a construir una foto final de 100 MP+.

Sin embargo, la patente no se detiene ahí, introduciendo la idea de los sensores de desplazamiento de inclinación que pueden cambiar su ángulo y posición dentro del cuerpo del teléfono para capturar una mayor longitud focal/campo de visión más amplio.

Además de capturar imágenes más amplias, este mecanismo también podría traer un "efecto pano-bokeh" a las fotos que es característico de los lentes tradicionales de desplazamiento de inclinación. Los disparos ofrecerían esencialmente un amplio campo de visión pero también un bokeh rico y cremoso a ambos lados del plano de enfoque.

Lee lo siguiente: Mejor teléfono Samsung Galaxy 2020