Samsung Electronics ha declarado que pretende lanzar teléfonos móviles con pantallas flexibles el próximo año, además de tablets y otros dispositivos portátiles, que tendrán este tipo de pantallas poco después.

La compañía ha explicado que pretende seguir el éxito de su smartphone Galaxy S II, que ya ha vendido en cinco meses, 10 millones de unidades.

“La pantalla flexible esperamos poder introducirla en algún momento de 2012, con suerte, a principios de año”, ha declarado el portavoz de Samsung Robert Yi, quien también ha explicado que a los teléfonos móviles les seguirían en breve los tablets y otros dispositivos móviles.

Samsung ya tiene sus propias pantallas OLED (organic light emitting diode) flexibles dentro de rígidas carcasas que mantienen las pantallas curvadas. La tecnología tiene material dentro de cada píxel que genera luz.