La decisión de Apple de no incluir a partir de ahora adaptadores de corriente en las cajas de sus iPhones y Apple Watch, así como dejar de incluir también auriculares con sus móviles, se encontró con menos críticas de las que quizás eran de esperar.

Puede que sea porque dicha decisión ya fue anunciada por reputados filtradores mucho antes del anuncio oficial. Todo el mundo se había echo a la idea cuando Apple confirmó lo que iba a pasar.

Pero fabricantes rivales, como suele ser el caso, sí que intentaron reírse de esta noticia. A Samsung y Xiaomi les faltó tiempo para empezar a crear anuncios mofándose, y ya pensamos en su día que estas bromas les terminarían pasando factura a las compañías si terminaban siguiendo los pasos de Apple (como suelen hacer).

Bien, pues esta predicción ha resultado ser cierta antes de lo que nos habíamos podido imaginar: Samsung supuestamente quiere dejar de incluir accesorios no vitales con sus productos en el futuro, y sus smartphones ya no vendrán con auriculares ni cargador. Esto debería ser así con el Galaxy S21 y otros modelos.

Actualmente, la compañía incluye un cargador, pero solo la versión de 25W. Aquellos que quieren un cargador más rápido tienen que comprar el adaptador de 45W por separado.

Ciertas fuentes aseguran que Samsung dejaría de incluir auriculares en su caja para ahorrar en costes y animar a sus clientes a comprar los Galaxy Buds, una acusación a la que también tuvo que hacer frente Apple, cuya principal razón fue la de reducir los desechos electrónicos.

No obstante, como en el caso de Apple, parece razonable que Samsung también argumente esta decisión para reducir la producción de desechos electrónicos. La mayoría de usuarios de Samsung podrán usar un adaptador de modelos anteriores, y muchos de los nuevos adaptadores terminarían en un vertedero tarde o temprano.

Como te puedes imaginar, Internet no olvida nada, así que Samsung debería ir haciéndose a la idea de que le devolverá esa malicia y mofa cuando el Galaxy S21 llegue sin auriculares ni cargador.

Artículo original publicado en Macwelt.