La pantalla es uno de los componentes más frágiles y vulnerables de nuestro móvil, sobre todo desde que es el principal interfaz para interactuar con él. Woxter acaba de lanzar el protector Tempered Glass para sus smartphones Zielo Serie Z de 5 pulgadas, y para los modelos Samsung Galaxy S3, S3 Mini, S4 y S4 Mini y los Apple iPhone 4 y iPhone 5 por un precio a partir de 8,99 euros.

Está fabricado en vidrio templado que protege incluso de agresiones como las producidas por objetos metálicos o puntiagudos. Si el dispositivo se cae, absorbe la fuerza del impacto, evitando en la mayor parte de los casos la rotura de la pantalla y, en todo caso, minimiza los daños. También cuenta con un recubrimiento especial a prueba de manchas y de las molestas huellas dactilares.

Su instalación es sencilla, ya que sólo hay que colocarlo encima de la pantalla y el adhesivo de silicona hace el resto. Según el fabricante, a diferencia de los protectores de plástico, con Woxter Tempered Glass no se producen burbujas o suciedad con el paso del tiempo.