Si quieres comprar un móvil nuevo, puede que te interese barajar la opción de comprar un móvil con contrato. ¿El motivo? Podrás pagar a plazos el carísimo precio de móviles como el iPhone 12 o el Samsung Galaxy S21 Ultra. 

Además, por el precio mensual te llevarás una tarifa móvil en la que podrás elegir los datos y minutos de llamada que deseas contratar. Es decir, es como matar dos pájaros de un tiro: te llevas el móvil y la tarifa necesaria para poder usarlo. 

A continuación te contamos cuáles son algunas de las ofertas en móviles con contrato que han llamado nuestra atención. Ten en cuenta que siempre tienes que leer las letras pequeñas de estos contratos ya que muchos cambian el precio pasados un número determinado de meses o incluyen una permanencia determinada. 

Más abajo te contamos también todo lo que debes tener en cuenta sobre comprar un móvil con contrato. Y ahora sí, las mejores ofertas en móviles con contrato: 

Mejores ofertas en móviles con contrato

1. Samsung Galaxy S21 Ultra 5G Negro 256 GB

De: Vodafone

Ahora: desde 19,50 € al mes durante 3 meses

Puedes llevarte el Samsung Galaxy S21 Ultra 5G por 19,50 € al mes si contratas esta oferta de Vodafone. Eso sí, ten en cuenta que pasados tres meses tendrás que pagar 38,99 € al mes. 

Vodafone te permite configurar la forma de pago pudiendo elegir pagar en 24 meses o 36, así como si quieres ofrecer un pago inicial que se descuente del precio total.

El Samsung Galaxy S21 Ultra 5G es un móvil de gama alta que no te decepcionará. Tiene una de las mejores configuraciones de cámaras, además de un excelente rendimiento y una espectacular pantalla. 

2. Apple iPhone 12 mini

De: Vodafone

Ahora: desde 19,50 € al mes

Vodafone ofrece algunas de las mejores ofertas, sobre todo si lo que buscas es un iPhone. En este caso, hemos encontrado el iPhone 12 mini negro de 64 GB que podrás llevarte por un precio de 19,50 € al mes (después de tres meses pagarás 38,99 € al mes). 

Es siempre importante que leas toda la letra pequeña y consultes los detalles relevantes de la oferta en la web oficial de Vodafone. 

El iPhone 12 mini es uno de los últimos modelos de iPhone anunciados, este modelo tiene un precio de 809 €, así que contratar la oferta de Vodafone es una forma más cómoda de pagar el producto a plazos. 

3. Huawei Huawei P30 Pro Negro 256GB

De: Vodafone

El P30 Pro fue sin duda uno de los mejores teléfonos que vimos en 2019. Gracias a esta oferta de Vodafone podrás llevártelo pagando a plazados durante 36 meses 16,99 € mensuales, además de una de las tarifas móviles de Vodafone. 

Las tarifas van de los 19,99 € al mes a los 45,99 €, dependiendo de las necesidades de datos y llamadas que tengas. La mínima ofrece 4 GB de datos y 200 minutos de llamadas (lo que será suficiente para el usuario medio). 

4. Xiaomi Mi 10T Lite 5G gris + Mi Watch negro

De: Orange

Ahora: 28,76 € al mes durante 6 meses

Orange ofrece el smartphone Xiaomi Mi 10T Lite 5G gris junto el smartwatch Mi Watch Negro por tan solo 1 € al mes si contratas una de sus tarifas. 

Esta tarifa de 28,76 € al mes te ofrece GB ilimitados, llamadas ilimitadas, multi SMS y vídeo streaming en el móvil con calidad HD. Tendrás que tener una permanencia de 24 meses y, lo más importante, ten en cuenta que después de seis meses tendrás que pagar 35,95 € al mes. 

El Xiaomi Mi 10T 5G es un excelente móvil con procesador Snapdragon 86 5, excelentes cámaras, SIM dual y 128 GB de almacenamiento. La memoria RAM es de 6 u 8 GB según elijas. 

5. Oppo A53s

De: Movistar

Ahora: desde 34,50 € al mes

Movistar te ofrece su tarifa Fusión con la posibilidad de llevarte un Oppo A53s o un Samsung Galaxy A12 por 0 €. En el contrato vienen incluidos también tres meses gratis de Netflix. 

Te recomendamos que consultes la página web para estar al tanto de todos los detalles de la oferta. 

El Oppo A53s es un móvil de gama media-baja que ofrecerá un rendimiento suficiente para llevar a cabo tareas básicas como navegar por Internet, usar WhatsApp o distintas apps. 

¿Merece la pena firmar un contrato con una telefonía móvil?

Si haces un uso intensivo de móvil, es decir, estás siempre online, utilizas redes sociales como Facebook, Instagram o WhatsApp y te gusta pasar horas y horas llamando a tus amigos y familiares, entonces te recomendamos una tarifa de contrato.

Normalmente los contratos suelen ofrecer tarifas que ya tienen incluidos un número de datos y de minutos determinado. De este modo no tendrás que tener miedo a gastar más de la cuenta.

¿Quieres el iPhone X o el Samsung Galaxy S9+? Entonces debes saber que al firmar un contrato puedes solicitar uno de estos teléfonos (de entre otros muchos modelos) y aceptar pagarlo a plazos, algo mucho más fácil de hacer que pagar al contado los desorbitados precios de estos smartphone de lujo.  

Recuerda que al firmar un contrato estás aceptando una permanencia determinada (normalmente de 24 meses). Esto quiere decir que si deseas cambiar de compañía antes de que el tiempo de permanencia finalice tendrás que pagar un precio extra por la cancelación.

Es por ello que si no estás segura de querer pagar una tarifa concreta durante dos años recomendamos que te pienses muy bien el firmar un contrato con una compañía móvil.

Otro de los beneficios de un contrato, es la posibilidad de renovar tu smartphone una vez finalizado su pago. Normalmente reúnes puntos por permanencia que te dan la posibilidad de adquirir smartphones determinados pagando menos.

¿Qué tener en cuenta antes de contratar?

Ya has tomado la decisión: quieres firmar un contrato móvil para poder adquirir el smartphone que deseas. Ahora bien, toca decidir la compañía, y para ello tendrás que tener en cuenta distintos aspectos:

1. Oferta de la tarifa

Este punto es esencial ya que te hará preguntarte: ¿para qué voy a utilizar mi nuevo smartphone? Tocará pues tener en cuenta si llevas idea de pasar horas y horas realizando llamadas o si por el contrario, solo llamas cuando es exclusivamente necesario.

En este último caso, pagar extra por tener llamadas gratis durante un mes no te compensa. Lo mismo sucede con la cantidad de datos. Observarás que a cuanto más Internet disponible, más cara será la tarifa.

Por esto mismo piensa: ¿soy adicto a las redes sociales? ¿cuántos vídeos reproduzco al día? ¿descargo muchos archivos? ¿tengo muchas aplicaciones descargadas?

La respuesta la encontrarás tú mismo.

2. Calidad del smartphone

Otro aspecto a tener en cuenta es la prioridad que le das a la marca o al tipo de smartphone que deseas.

Si tienes claro el modelo, adelante, seguramente no necesites leer este punto. Si por el contrario todavía no te has decidido, te invitamos a que repitas el análisis que te sugerimos en el apartado anterior: ¿para qué vas a utilizar tu smartphone?

Existen teléfonos móviles, que siendo baratos, ofrecen una calidad asombrosa. Dentro de este grupo entran los teléfonos de origen chino, que sorprenden por su buena relación calidad-precio.

Es importante que antes incluso de pensar qué compañía o tarifa contratar, analices los distintos smartphones y sus prestaciones para que puedas elegir el que más se ajuste a tus necesidades.

Ten en cuenta incluso la existencia de móviles sencillos, en caso de que un smartphone te parezca una compra excesiva. No te pierdas para ello nuestra guía sobre qué tener en cuenta antes de comprar un móvil sencillo.  

3. Permanencia

Tienes que ser consciente de que al firmar un contrato con una empresa de telefonía móvil estás aceptando una permanencia determinada (normalmente de 24 meses).

¿Esto qué quiere decir? Que si decides cambiarte a otra compañía antes de que finalice tu tiempo de permanencia tendrás que pagar una penalización que será proporcional al número de días restantes de tu contrato.

4. Precio / posibilidad de pagar a plazos

Si tienes un presupuesto ajustado, el precio será el factor clave de tu decisión. No obstante, no tienes de qué preocuparte ya que muchas compañías ofrecen contratos muy asequibles con incluso smartphone gratuitos (obviamente no será el iPhone X).

Si por el contrario dispones de más presupuesto, podrás fijarte en otros factores, como por ejemplo, que normalmente pagar un móvil dentro de un contrato suele ser más barato que comprarlo libre.

Obviamente también tendrás que, una vez más, cuestionar el uso que le das a tu teléfono móvil. Si le das un uso exigente, pagar más por una tarifa con más datos y llamadas incluidas acabará costándote menos.

De forma inversa, si pagas una tarifa muy cara, y apenas utilizas Internet en tu móvil, estarás tirando el dinero.

Este es el motivo por el que recomendamos analizar todas las tarifas disponibles antes de decidirse por una en concreto.