David Kelley, jefe de la unidad de negocio para Windows Embedded en Microsoft, ha explicado que el nuevo sistema operativo para smartphones está basado en la tecnología de Windows Mobile 6.5 y que está previsto que la plataforma esté disponible para dispositivos profesionales a finales de este año.

Kelley ha añadido que el objetivo de Microsoft es que los móviles de consumo sean comercializados a través de la marca Windows Phone. Por este motivo, no está claro si el lanzamiento de Windows Embedded Handheld significa que Windows Phone 7 no soportará las funciones empresariales que originalmente prometía la plataforma, o si Windows Embedded Handheld y Windows Phone 7 competirán mutuamente en el mercado profesional.

Por otro lado, Kelley también ha anunciado que la compañía lanzará en 2011 una nueva versión de Windows Embedded Handheld basada en Windows Embedded Compact 7 OS. Este sistema operativo tendrá funciones que enriquecerán la experiencia de usuario y mejorarán la fiabilidad y características en materia de seguridad.

Es importante recordar que Microsoft anunció el mes pasado que Windows Embedded Compact 7 sería la nueva generación de la plataforma Windows Embedded CE. Este sistema operativo funciona en sistemas embebidos como set-top boxes y pizarras digitales.