Tras algo más de año y medio de rumores y filtraciones, el primer teléfono de la compañía Nothing se hace oficial y ya es posible proceder con su compra. Ha sido anunciado por Carl Pei, ex cofundador de OnePlus, quien lidera actualmente la compañía con menos de 2 años de antigüedad. 

Ha sido un largo viaje hasta llegar aquí, con el entusiasmo de los más fanáticos y aquellos que han vertido burlas en redes sociales sobre la compra de patentes y otra serie de pistas que nos decían de lo que sería capaz de ofrecer el teléfono. 

Tras unos días de utilizarlo, a pesar de todo el entusiasmo, resulta que el Phone (1) es solo otro teléfono más. Un smartphone que cuenta con un precio muy competitivo, con buenas especificaciones y un diseño único, pero al fin y al cabo, un teléfono como el resto. 

Nothing Phone (1) diseño

Y es que este primer móvil de la compañía, el Nothing Phone (1), no deja de ser un dispositivo Android de gama media que parte de los 469 €, quedando posicionado en la gama media de terminales que hay en el mercado. 

Novedades destacadas del Nothing Phone (1)

Lo más notable sigue siendo su denominada ‘Interfaz Glyph’, que no es otra cosa que una serie de tiras LED blancas situadas en la parte posterior del teléfono que pueden parpadear al mismo tiempo que los tonos de llamada para iluminarse mientras se carga o recibe notificaciones. También sirve como luz de relleno para las cámaras. 

Nothing Phone (1) iluminación LED

Aunque pienso que algunos LED llamativos no son suficientes para “marcar el comienzo del cambio de una industria que actualmente se encuentra estancada” como afirma Pei en el comunicado de prensa, ciertamente hacen que el teléfono destaque y que genere curiosidad. 

El diseño semitransparente, disponible con acabados en blanco o negro, también es llamativo, con formas abstractas que insinúan los componentes que se encuentran en su interior. No cumple del todo las esperanzas de los fanáticos de una tecnología verdaderamente transparente que muestre el circuito interno, pero es un paso hacia delante de lo visto hasta ahora. 

Pero más allá de estos elementos mencionados, algunos de distracción, el Nothing Phone (1) no deja de ser un teléfono más del mercado. El conjunto de chips Snapdragon 778G+ no es el más potente que existe, pero el móvil no es nada lento y se comporta bien. 

Nothing Phone (1) cámaras

La pantalla OLED de 6,55 pulgadas y 120 Hz es típica para el precio que presenta, aunque las cámaras lo son menos. Nothing ha equipado al teléfono con un par de lentes traseras (ambas de 50 MP), una principal y otra ultra gran angular, resistiéndose a la tentación de añadir la macro, que suele ser barata, o sensores de profundidad.

Durante el período que llevo probándolo, debo decir que las cámaras me han impresionado, pero tendré que esperar a la review definitiva para sacar las conclusiones de la calidad de estos sensores y de lo que son capaces de ofrecer. 

Fuera del diseño, quizás el mayor atractivo del Nothing Phone (1) puede ser que cuenta con carga inalámbrica y una clasificación de resistencia al polvo y al agua IP53; lo primero en particular rara vez se encuentra en teléfonos a este precio, con el iPhone de Apple SE siendo el único competidor que lo ofrece. 

Por su parte, el software del teléfono ha sido denominado Nothing OS y también se ha usado como arma publicitaria cuando meses atrás fue lanzada la capa de personalización Nothing Launcher de manera independiente para usar en otros dispositivos Android. 

Ese lanzamiento fracasó un poco, y los fanáticos se quejaron rápidamente de que, aparte de un widget de reloj minimalista y algunos fondos de pantalla de vanguardia, no hizo mucho para interrumpir la experiencia principal de Android. 

Lamentablemente, lo mismo ocurre con Nothing OS en su conjunto, que en última instancia es una versión relativamente liviana de Android que se mantiene cerca de la plantilla Pixel de Google y en su mayoría innova al permitir hacer que algunos de los iconos de la aplicación de la pantalla de inicio sean más grandes que el resto.

La compañía ha prometido al menos tres años de actualizaciones de Android y cuatro de parches de seguridad, un compromiso que solo el Samsung Galaxy A53 supera en el mercado de gama media de Android.

Con más de 100.000 personas inscribiéndose en la lista de espera para comprar un Phone (1) antes del lanzamiento, ya está claro que la compañía de Pei ha aprovechado el tren de la exageración para crear un grupo de clientes leales, muchos de los cuales ya probaron el I+D de la compañía con los auriculares inalámbricos Ear (1) del pasado año. 

Nothing Phone (1) con auriculares Nothing ear

Esa audiencia es una mezcla de los que se sienten atraídos por la llamativa estética de Nothing, los antiguos fanáticos de OnePlus emocionados por ver qué hace Pei a continuación, y algunos de la escena 'tech bro'. 

En esencia, ciertas tácticas que se ven en el reciente lanzamiento de Nothing forman parte de la línea NFT y una colaboración con Tesla de Elon Musk para ofrecer widgets con los que poder controlar elementos inteligentes de los coches Tesla. 

La pregunta más importante es si Nothing puede capitalizar esa ola de popularidad y convertirla en un éxito más amplio, o si esa exageración inflada se desinflará con la misma rapidez una vez que se agote la ola inicial de entusiasmo. 

Después de todo, ¿podría cualquier teléfono estar a la altura de la promesa de una campaña publicitaria de la que incluso Apple estaría celoso?

Los mercados para lanzamiento (relativamente) limitados podría ayudar, con la compañía por ahora centrando sus esfuerzos en los mercados de Europa y Asia, y sin planes de lanzamiento para América del Norte, más allá de una pequeña beta cerrada. 

Precios y dónde comprar el Nothing Phone (1)

Los precios del dispositivo comienzan en los 469 € para el modelo con 8 GB de memoria RAM y 128 GB de almacenamiento, aumentando hasta los 499 € si decides ampliar el almacenamiento hasta los 256 GB. 

Hay una tercera configuración del Nothing Phone (1), lo cual es de agradecer, que incrementa la RAM hasta los 12 GB y mantiene el almacenamiento en los 256 GB por un precio final de 549 €.  

Echa un vistazo al ranking de los mejores teléfonos móviles de gama media del mercado.