Limitar a entre 24 y 48 horas el plazo para notificar el robo de un teléfono móvil para poder cobrar el seguro es una cláusula abusiva, denuncia FACUA que acusa a Vodafone, Movistar y Phone House de incluir cláusulas en sus seguros en estos casos de robo.

Las tres empresas denunciadas se niegan a entregar terminales nuevos a aquellos usuarios que denuncian el robo de su teléfono móvil fuera de este plazo temporal, según la misma asociación que denuncia la vulneración de la Ley 50/1980 de Contratos de Seguros, en el que se establece que "el tomador del seguro o el asegurado o el beneficiario deberán comunicar el acaecimiento del siniestro dentro del plazo máximo de siete días, salvo que se haya fijado en la póliza un plazo más amplio".

La asociación ha presentado sus denuncias ante la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan), la Dirección General de Seguros y las autoridades de consumo de diferentes comunidades autónomas.