El nuevo smartphone plegable de Motorola, el Razr 5G, tiene varios defectos que se le pueden señalar, sin embargo, sigue siendo el teléfono número uno en mi lista de deseos ahora mismo. 

No hago más que leer artículos de periodistas tecnológicos que analizan de una forma detallada las especificaciones de este teléfono, siendo comparado con otras marcas y modelos previos. No obstante, como dice el titular de este artículo: me dan igual las especificaciones. 

Lo cierto es que en realidad no existe un teléfono perfecto para nadie, y el sector de la tecnología se convierte en un mundo cada vez más exigente. Después de innumerables teléfonos que apenas son mejores que sus predecesores, deseo el Razr 2020 por razones completamente diferentes.

Puede que te encante el diseño del Galaxy Z Flip, pero hay algo en la forma en que Motorola ha mezclado un diseño retro con un dispositivo moderno que lo convierte en algo especial.

También podrías estar pensando "¿y qué pasa con el Galaxy Z Fold 2?", en mi caso, es un teléfono demasiado grande para mi gusto, además no creo que realmente llegara a aprovechar la pantalla interior con suficiente frecuencia. 

Todavía no he podido tener el teléfono en mis manos, pero comprar este teléfono es (preventivamente) más una sensación que otra cosa. Ni siquiera tuve el clásico Razr V3 en su día, tampoco.

Aún así, me siento muy nostálgico de esa época, lo que supongo que ayuda mucho con el deseo de poseer este nuevo Razr 5G. Como el nombre sugiere, una de las principales mejoras de este año es 5G pero no me preocupa en absoluto.

Concedido, el original tiene algunos problemas serios en cuanto a la durabilidad de la pantalla como el Galaxy Fold original - casi seguro porque nunca nos enviaron uno para probar - y, por supuesto, no quiero que se rompa pero Motorola dice que es bueno para 200.000 vueltas o más de 5 años basado en 100 por día gracias a una nueva bisagra.

Si comparas esta versión mejorada con la de tus rivales o incluso con teléfonos no plegables mucho más baratos, puedes obtener unas especificaciones mucho más impresionantes. Pero en realidad no soy un usuario exigente y no me importa si mi teléfono tiene un ridículo zoom 100x o no.

El Razr original fue condenado por su combinación de precio y su procesador de gama media, así que muchos pueden estar decepcionados por la continua falta de un chip insignia. Pero el Snapdragon 765G más rápido del nuevo modelo debería ser perfectamente capaz de funcionar sin problemas.

No tuve problemas con el mismo chip en el LG Velvet y que alimentaba dos pantallas cuando se usaba la caja DualScreen.

La tecnología de las pantallas ha sido lo suficientemente nítida desde, en realidad, el Sony Xperia Z original (que nos traerá la Full HD en 2013) y parece que Motorola ha hecho un gran trabajo para conseguir que esta pantalla plegable, bueno, se pliegue mientras se mantiene plana una vez abierta.

Otra de las cosas que necesito es una cámara decente y sobre el papel el Razr 5G marca esa caja con su sensor de 48 MP que, cuando está cerrado puede ser fácilmente usado para selectos (no es que tome muchos) o hay una cámara secundaria de 20 MP cuando el teléfono está abierto.

De acuerdo, son mejoras de la versión anterior (antes 16 y 5 MP), pero no me importa mientras el rendimiento sea bueno. Estoy acostumbrado a usar teléfonos Pixel con una humilde cámara trasera de 12 MP.

Siento como si hubiera hecho arreglos para reunirme con un viejo amigo y no puedo esperar a verlo.