Varios bancos se preparan para lanzar sus propias aplicaciones de pago el próximo año y se convertirán en los principales competidores de Apple y Google en este campo por su conocimiento del mercado, los consumidores y sus hábitos.

Lo acaba de confirmar uno de los primeros ejecutivos de MasterCard. James Anderson, vicepresidente de pagos móviles y emergentes de la firma, señala, sin nombrar nombres, que varios grandes bancos se están preparando para ingresar al mundo de los pagos móviles. MasterCard está en conversaciones con estas entidades sobre cómo agregar capacidades de pago móvil a las aplicaciones que ya tienen y son utilizadas por millones de personas que ya utilizan sus teléfonos.

La forma más probable de colaborar será a través de la tecnología HCE (Host Card Emulation), ya introducida en Android 4.4 "KitKat", y que permitirá a las aplicaciones de software emular el elemento seguro del chip que ya integran algunas tarjetas bancarias y el iPhone 6. El uso de software implica una compatibilidad superior que si fuera necesario un chip dedicado.

El mercado de pagos móviles ha estado relativamente tranquilo hasta hace poco. Google Wallet y Softcard, un competidor respaldado por empresas de telefonía móvil, eran los únicos que operaban en este segmento, y parecía que el interés del consumidor medio en este era bajo.

En cambio, todo ha cambiado con el lanzamiento de Apple Pay el 20 de octubre, ya que se activaron un millón de tarjetas en los primeros tres días de vida del servicio. Además, muchos usuarios han elogiado su sencillez, ya que solo tienen que mantener el dedo en el lector de huellas del iPhone 6 y llevar el dispositivo cerca de un terminal para realizar el pago.

Como consecuencia, otros competidores han acelerado sus planes y, el próximo año, entrará en juego CurrentC, respaldado por algunos de los minoristas más grandes de EE. UU., O PayPal.

Pero la aparición del sistema bancario podría ser interesante, ya que elimina el obstáculo de que empresas de terceros accedan a los datos de los consumidores.

De hecho, Apple ha subrayado que no ve ninguna de las compras realizadas por sus usuarios, pero el sistema de Google no es tan claro.

El banco ya tiene acceso a nuestros datos y presumiblemente hará todo lo posible para seguir manteniendo la confianza de sus clientes en su seguridad. Además, muchos usuarios ya utilizan servicios bancarios en línea.

BBVA, con los deberes hechos

La entidad española BBVA ya lanzó su aplicación de pagos móviles a principios de diciembre de 2013, que en menos de tres meses alcanzó las 100.000 descargas, en julio de 2014 la cifra ascendió a 200.000 y ahora ya cuenta con 300.000 usuarios.

Precisamente a mediados de este año presentó una nueva actualización de la app y lanzó -junto con Visa- la primera aplicación para dispositivos Android que permitía realizar pagos sin contacto, con smartphones que cuentan con tecnología NFC de corto alcance o adaptar móviles anteriores con un simple "Pegatina" que hace su trabajo.

De esta forma, BBVA se convierte en el primer grupo financiero del mundo en lanzar comercialmente una solución de pago móvil NFC basada en la nube con la especificación Visa.

La entidad ofrece la posibilidad de acceder a esta forma de pago simplemente descargando la aplicación BBVA Wallet actualizada, ya disponible en las tiendas de aplicaciones de Apple y Google Play.