Estas son las principales conclusiones de un informe del proveedor de gestión de movilidad empresarial, Good Technology, que mide las activaciones de dispositivos móviles entre sus clientes empresariales. Según sus cifras, su tecnología da servicio a más de 6.200 empresas.

En el primer trimestre de 2015, el 72 por ciento de todos los smartphones activados a nivel mundial corría sobre el sistema operativo iOS (un 1 por ciento menos que en los últimos tres meses del año pasado), mientras que el 26 por ciento utilizaba Android (un 1 por ciento más que en el anterior trimestre). Las activaciones de Windows Phone se mantuvieron estables en el 1 por ciento, un porcentaje similar a los de los anteriores seis trimestres.

Sin embargo, donde más terreno ha perdido Apple es en el mercado de los tablets. En el primer trimestre de 2015, los iPads tenían una cuota de mercado del 81 por ciento, frente al 92 por ciento del mismo trimestre del año anterior, asegura el informe.

Los tablets Android y Windows aumentaron su cuota de mercado hasta el 15 y el 4 por ciento, respectivamente. Good destaca que los dispositivos Surface de Microsoft y los tablets Windows de otros fabricantes han visto crecer significativamente su demanda.

El iPhone 6es el smartphone más popular en las empresas, alcanzando el 26 por ciento de todas las activaciones de teléfonos inteligentes durante el primer trimestre de 2015, mientras que el Samsung 5 fue el smartphone Android más activo y, en total, de los 30 smartphones más vendidos, 28 eran de marca Apple o Samsung.

Los sectores en los que más se han activado dispositivos con iOS son educación (83 por ciento), sector público (80 por ciento) y servicios financieros (76 por ciento), mientras que las activaciones de Android prevalecieron en el tecnológico (47 por ciento) y energético (44 por ciento).

Windows encuentra su hueco en retail y entretenimiento, con ratios del 5 y 7 por ciento, respectivamente.

El informe también ha analizado el uso de aplicaciones móviles en la empresa y, en el 21 por ciento de los casos, los navegadores seguros fueron la aplicación más desplegada, seguidos por la mensajería instantánea segura.