Siguen las especulaciones por la red con nuevas imágenes de lo que será el nuevo buque insignia de la multinacional Samsung, el Galaxy S IV, aunque a este paso, parece que el día de su presentación, previsto para el próximo 14 de marzo, ya casi todo habrá sido desvelado. Lo que parece evidente son los componentes que llevará en su interior, que con gran probabilidad, no habrá grandes diferencias.

Se trata del último modelo de procesador Exynos 5410 con el que es posible alcanzar velocidades de procesamiento de 1,8 GHz gracias a su configuración de 4+4 núcleos. El Galaxy S IV vendrá precargado con la última versión del sistema operativo Android 4.2 o Jelly Bean y permitirá las conexiones LTE o 4G en los países en los que ya exista despliegue de este tipo de redes. En cuanto al almacenamiento, parece que contará con 2 GB de memoria RAM, así como dos versiones diferentes de 16 o de 32 GB de almacenamiento. La diagonal de su pantalla de 4,99 pulgadas admitirá resoluciones de 1.920 x 1.080 píxeles, con sistema GPS, tecnología Wifi N y Bluetooth 4.0. Tampoco cabe la menor duda de que incorporará el sistema de comunicación NFC para permitir los pagos mediante móvil.

El sensor de su cámara posterior permitirá alcanzar resoluciones de 13 megapíxeles en las fotografías capturadas, mientras que la cámara frontal mejorará la calidad de las videoconferencias gracias a su sensor de 1,9 megapíxeles.