Los usuarios ya pueden descargársela en sus teléfonos Android desde la Play Store, y empezar a monitorizar su actividad física y, por supuesto, enlazarlo con un reloj SmartWatch Gear S2, que corre con el sistema operativo Tizen y que en breve estará en el mercado.

Aunque forma parte de la estrategia de Samsung que la app se conecte con sus relojes inteligentes, S Health también puede trabajar como asistente de fitness sólo en el smartphone. Con S Health se puede hacer un seguimiento de la actividad del usuario con el acelerómetro del teléfono y también guardar datos relativos al sueño, tiempos de las rutinas, la ingesta de agua o las calorías consumidas.

Estos datos se pueden sincronizar con otros dispositivos, iniciando sesión con una cuenta de Samsung. 

El único requisito para descargarla de Google Play es disponer de un teléfono con Android 4.4, o superior.