El nuevo iPhone SE ya ha sido presentado, aprovechando el primer evento que Apple ha realizado en este 2022. Sin embargo, ¿podemos llamarlo nuevo iPhone? Para ser honestos, se parece bastante al anterior que fue lanzado en el año 2020. 

Pero si seguimos echando la mirada atrás, vemos que tiene un enorme parecido al iPhone 8 presentado en 2017, que a su vez, mantiene los mismos rasgos que ya tenía el iPhone 6 presentado en 2014. Así pues, Apple sigue utilizando el mismo diseño y tamaño 8 años después. 

Es un lenguaje de diseño que proviene de una época en la que Google fabricaba sus propios teléfonos Nexus, Samsung impulsaba los Notes, y todavía estaban en el mercado marcas como LG, HTC y BlackBerry. En resumidas cuentas, el diseño evoca un aspecto viejuno. 

iPhone 6 diseño

Por supuesto que existen ventajas. Nadie negará que se trata de un diseño cómodo y familiar. Hay espacio para el botón de Inicio, lo que significa que Apple todavía vende un iPhone con Touch ID para aquellos reacios a renunciar a él para siempre.

También los usuarios se ahorran la molestia de aprender a controlar su teléfono casi por completo con deslizamientos, como sucede con las generaciones de iPhone X en adelante al eliminar el botón de Inicio. 

Del mismo modo, existen otros beneficios más o menos tangibles, como pueda ser su tamaño reducido, aunque tendrás que estar dispuesto a soportar una estética envejecida así como el uso de una pequeña pantalla sub-HD. 

Existe otro factor adicional en el nuevo iPhone SE 3 con respecto a su predecesor, y es que el precio de venta se ha elevado de los 489 € del modelo base, a los actuales 529 €, lo que supone un sobrecoste de 40 € más, a pesar de mantener los 64 GB de memoria.

iPhone SE 3 (2022)

Apple destaca que el nuevo modelo ahora contempla la conectividad 5G, pero nos cuesta pensar que esto justifique el incremento, dado que en la gama de teléfonos móviles Android es posible encontrar terminales por mucho menos. Echa un vistazo al ranking de los mejores móviles 5G baratos del mercado.

No todo es malo en el iPhone SE 2022, ya que más allá de utilizar el mismo procesador A15 Bionic que emplea el iPhone 13, también contamos con aspectos como la carga inalámbrica y una clasificación de resistencia al agua IP67, sin mencionar la resistencia ofrecida. 

Pero también aparecen signos de interrogación aquí. Una vez más, Apple ha omitido el modo nocturno de la aplicación de la cámara del iPhone SE 2022, a pesar de que sí lo soporta por potencia, y tampoco hay señales de la grabación de vídeo en modo Cine. 

Con un chipset A15 en su interior, debería poder manejar cualquiera de los dos, lo que sugiere que Apple ha optado por limitar las posibilidades de la cámara para que la gente opte por comprar iPhones más caros, algo que parece injusto. Por cierto, cuenta con una sola lente de 8 MP, también heredada del iPhone 8.

El único apartado en el que la decisión de compra puede quedar justificada frente a los modelos Android radica en la longevidad del dispositivo. Aunque algunos fabricantes de Android han hecho avances en este sentido, nadie como Apple extiende tanto su promesa de mantener las actualizaciones del sistema operativo.

Con iOS 15, es probable que el iPhone SE 2022 continúe recibiendo soporte de software durante cinco años o más, y será una apuesta más segura para los que se preocupan por el precio y quieren usar el mismo teléfono desde ahora hasta 2027, momento en el cual el diseño tendrá 13 años.

Para poner en perspectiva, así se veían los teléfonos hace 13 años…

iPhone 3GS

Es una perversión que Apple esté impulsando un hardware feo mientras promete un gran rendimiento, mientras que sus rivales experimentan continuamente con la estética. También que la pantalla permanezca con una frecuencia de actualización anticuada.

Eso es cierto incluso para los teléfonos baratos. Tanto el Realme 9 Pro como el Realme 9 Pro+ cuestan menos que el nuevo SE, pero cuentan con un novedoso diseño reactivo a los rayos UV que permite cambiar de color la trasera al incidir la luz del sol. 

Realme 9 Pro diseño

Te encantará o lo odiarás, pero al menos estas marcas se molestan en innovar en este apartado de diseño. 

Por otra parte, Apple no tendría ni tan siquiera que innovar o cambiar la línea de producción, ya que dispone del diseño de los iPhone 12 mini y 13 mini para poder emular. Son incluso más pequeños y livianos que el iPhone SE 2022, pero con pantallas más grandes y un diseño que pertenece a la época.

Apple también debería considerar el resto de su portfolio de dispositivos, y sin duda, le preocupa que un iPhone SE asequible, con un diseño actualizado, pueda canibalizar las ventas que le aportan los otros modelos de iPhone mini.

Honestamente, es probable que Apple haya tomado la decisión correcta y este modelo de SE se venda bien, al igual que lo hizo su antecesor. Pero eso se debe a una audiencia cautiva de usuarios de la compañía que solo necesitan un iPhone asequible. 

De alguna manera, son usuarios atrapados en la marca que comprarían cualquier versión que Apple se digne a fabricar. Si es lo que buscas, entonces estoy aquí para decirte que mereces algo mejor. Hay teléfonos mejores y más baratos, pero claro, todos ellos funcionan con Android. 

Es un artículo publicado en TechAdvisor, publicación perteneciente a Foundry.