Con el tiempo todo acaba llegando. Eso es lo que hemos pensado millones de usuarios de Instagram que esperábamos el aterrizaje de una característica esencial, y al mismo tiempo funcional, ligado a la gestión de múltiples cuentas. ¿Por qué habrá tardado tanto tiempo en ser una realidad?

Como periodista, hasta el momento me veía obligado a desconectarme, y conectarme de nuevo, para emplear mis dos cuentas de Instagram: la personal, en la que alojar las fotos de mis viajes y escapadas de fin de semana; y la profesional, en la que plasmar aquellos productos que forman parte de mis pruebas diarias. 

 

¿Resultaba práctico salir y volver a entrar? Para nada, e incluso podía invitar al usuario a dejar de publicar con asiduidad en algunas cuentas gestionadas, habiendo una de uso más frecuente. Ahora, con la función "multicuenta", en solamente dos clics se activará el usuario que uno desea emplear, no siendo imprescindible recordar las claves de acceso y, sobretodo, disfrutando de un "log in" instantáneo. ¿Por qué perder tiempo? 

Para comenzar a catar los beneficios de la gestión de múltiples cuentas de Instagram, la primera vez será tan sencillo como dirigirse a las opciones de la aplicación y seleccionar "añadir cuenta", acceso que se encuentra prácticamente al final del listado. A partir de ahí, una vez tengamos dos cuentas activadas en la aplicación, será tan fácil como seleccionarlas en el margen superior para ir manejando una u otra según se requiera. 

Quizás la multicuenta no será popular entre usuarios corrientes, pero estoy seguro que contribuirá positivamente al uso por parte de profesionales, los cuales es muy probable que empleen un único Smartphone para el trabajo y para el tiempo libre.