La empresa china Hisense aterriza de nuevo en el Mobile World Congress para mostrar a los asistentes sus últimas novedades en telefonía móvil, destacando dispositivos como el C1, el A1 y el C20. Estos tres dispositivos con sistema operativo Android. 

El Hisense C20 "King Kong" es el relevo generacional del terminal que vio la luz el año pasado: un producto especialmente pensado para usuarios que buscan un cuerpo de gran dureza, pero sin renunciar al diseño. El teléfono cuenta con cristal Gorilla Glass 4 en ambas caras, un perfil de 8,6 mm de grosor realizado en acero y resistencia al agua. 

 

En prestaciones, este Smartphone tiene un procesador de 8 núcleos a 1,36Ghz, una cámara trasera de 13MP y una frontal de 5MP, y una pantalla HD de 5". No faltará una amplia conectividad inalámbrica, 32GB de memoria interna y 3GB de RAM.

El C1 es un teléfono premium ideado para aquellos que buscan algo más en un producto de marca Hisense. A nivel de acabados, se disfrutará de un cuerpo de aluminio y una cara frontal de cristal, además de un grosor de solamente 5,73 mm. Estará disponible en colores champagne, gris y oro rosa.

En cuanto a especificaciones, cabe resaltar la pantalla Super AMOLED HD de 5,5", la incorporación de un procesador Qualcomm Snapdragon de 8 núcleos a 1,36Ghz, y la posibilidad de aprovechar la capacidad dual SIM. El C1 viene con 16GB de memoria interna total, 2GB RAM, cámara trasera de 13MP y frontal de 5MP, y una batería de 2300mAh de capacidad.

El Hisense A1, el último de los productos relevantes a presentar, es un Smartpone de gama media-alta en el que destacará su cámara trasera dual de 13MP. Otro de los aspectos que brillarán a simple vista es su pantalla Super AMOLED FULL HD de 5,5".

El teléfono también contará con un procesador Qualcomm de 8 núcleos, 3GB de RAM, 32GB de memoria interna total, una cámara para selfies de 5MP y una batería de 3000mAh de capacidad. ¿Alguna característica adicional digna de mención? La incorporación de un sensor de huella dactilar.

Cada uno de estos dispositivos podrán conectarse a redes móviles de banda ancha aunque, al menos por el momento, no parece que vayan a llevar pre-instalado sistema operativo Android 6.0 Marshmallow.