En los últimos tiempos, el teléfono móvil se ha convertido en un objetivo para estafadores: desde trabajos falsos en Amazon hasta estafas relacionadas con la app de banca online de tu smartphone, entre otras muchas cosas. 

Hace unos días, la Guardia Civil española ha informado en su cuenta oficial de Twitter de una nueva estafa de la que podrían ser víctima aquellos que no estén al tanto. 

Te contamos todo lo que debes saber al respecto para evitar la estafa de la llamada perdida. 

¿En qué consiste la estafa de la llamada perdida?

Tal y como informa la Guardia Civil, verás una notificación en tu móvil con una llamada perdida de un número poco común. Muchas personas, al ver una llamada perdida tienden a devolver esa llamada para ver quién era la persona que se había inentado poner en contacto con ellos. 

En el momento en el que devuelvas esa llamada se te cobrará una tasa especial de la que el timador se llevará una parte. Tal y como puedes ver en el tweet siguiente, los números de la estafa son aquellos que empiezan con los prefijos 355, 225, 233 o 234. 

Son prefijos de Albania, Costa de Marfil, Ghana y Nigeria. Así que si no conoces a nadie de estos países o no acostumbras a recibir llamadas procedentes de estos países lo mejor es que ignores la llamada perdida. 

Cómo evitar estafas telefónicas

Es un hecho que, el auge de las tecnologías hizo que los y las estafadora se pusieran manos a la obra para poder usar también los nuevos dispositivos como forma de ganar dinero de forma ilícita. 

Por ello, cada vez hay más estafas tanto online como por teléfono y, muchas veces, puede ser fácil caer en ellas. 

Hemos querido reunir en una guía muy detallada todo lo que debes tener en cuenta para evitar estafas online. Algunos de los puntos clave son tener siempre en cuenta quién es el destinatario, nunca una entidad oficial como un banco o el mismo gobierno se pondría en contacto por teléfono contigo para pedirte información sobre tus datos bancarios. 

También, hay que tener siempre cuidado con las compras online, muchos bancos ofrecen tarjetas virtuales que son más seguras de usar y, también, debes fijarte siempre que la web en la que estás comprando ofrece la protección necesaria.