España se mantiene fiel al sistema operativo de Google. Así lo indican los últimos datos de Kantar Worldpanel correspondientes a los meses de marzo, abril y mayo, un período en el que Android se hizo con el 89,9 por ciento de smartphones suministrados en nuestro país, 2,1 puntos más con respecto al mismo trimestre de 2014. Por su parte, los iPhones alcanzaron el 7,5 por ciento del total, 1,4 puntos porcentuales más que el año anterior, mientras que Windows continúo perdiendo cuota al caer 3 puntos porcentuales hasta situarse en el 2,4 por ciento. 

Los smartphones también siguen siendo los terminales más demandados por los españoles. En los últimos tres meses éstos representaron el 79,6 por ciento de las ventas totales de teléfonos móviles, frente al 77,1 por ciento del año anterior. En cuanto a los operadores móviles, Orange suministró el 21,4 por ciento de los smartphones, superando a Movistar, que vio descender su participación en el mercado de smartphones hasta el 18,9 por ciento.

Respecto al resto de Europa, Kantar Worldpanel señala que la tendencia general es de caída de Android. Así, en Italia, Reino Unido, Alemania y Francia, la participación del sistema operativo se situó en el 70,8 por ciento, 2,9 puntos menos que en el mismo periodo de 2014, mientras que la cuota de Apple iOS alcanza el 18,7 por ciento, 2,4 puntos más. El iPhone 6 ha sido el móvil más vendido hasta mayo en todos los países europeos analizados excepto en España.