A medida que el mundo se vuelve cada vez más interconectado, el uso de teléfonos móviles, especialmente smartphones, va en aumento, con volúmenes de ventas que no muestran signos de desaceleración a plazo.

En su último informe, ABI Research pronostica que, a la vista del fuerte crecimiento que el mercado de telefonía móvil ha seguido registrando en 2015, el próximo año se alcanzará la cifra de los 2.000 millones de dispositivos suministrados. Para David McQueen, director de investigación de ABI Research, "eso equivale a aproximadamente a un nuevo dispositivo por cada cuatro personas del planeta. Las ventas de smartphones también están mostrando un crecimiento continuo. Prueba de ello es que los smartphones de Samsung representan el 80% de las ventas totales de terminales de la compañía y ese porcentaje sigue aumentando cada trimestre".

El informe de ABI Research apunta a cuatro factores que estimularán el crecimiento del mercado mundial de teléfonos móviles. Estos incluyen el aumento de la penetración de las suscripciones en los mercados emergentes, en particular en la región de Asia y Pacífico; el coste cada vez menor de los smartphones; el paso a LTE en las regiones desarrolladas; y el avance de sistemas operativos fundamentales, en particular de la plataforma Android.

"En años anteriores, los seis principales proveedores de la industria acapaban el 80% del mercado", señala Sam Rosen, vicepresidente de ABI Research. "Ahora, sólo representan aproximadamente el 50%, mientras que nuevas marcas emergentes ocupan casi un tercio del mercado actual. El mercado de teléfonos móviles no muestra signos de vacilación en los próximos cuatro o cinco trimestres, por lo que será interesante ver cómo las nuevas marcas regionales, como Coolpad y Micromax, continúan avanzando y reclamando una participación razonable en el cambiante panorama competitivo".