Al parecer, la compañía ya ha mostrado las primeras versiones del próximo smartphone a algunos desarrolladores en sendas reuniones que han tenido lugar en San Francisco y Seattle, explica en el artículo The Wall Street Journal, que citando fuentes anónimas. La hoja de ruta que dibuja el rotativo es que el anuncio del nuevo dispositivo podría producirse en junio, mientras que el lanzamiento sería en septiembre para llegar a tiempo a la campaña de Navidad.

Por tanto, es posible que en las próximas navidades esté disponible, con lo que, además, Amazon podrá impulsar sus ventas de contenidos digitales y acceder a más usuarios.

Durante años, se ha rumoreado el lanzamiento de un smartphone, aunque sus directivos han sido siempre cautos a la hora de entrar a un mercado muy competitivo y cada vez más saturado, explica Reuters.

Amazon tratará de diferenciarse en este concurrido mercado con pantallas con capacidad 3D que no precisen gafas especiales, según adelanta el propio diario, en una versión que no ha querido confirmar ninguna fuente oficial.