Según una filtración, este smartphone dispondrá de 2GB de RAM, 8GB de almacenamiento interno, una cámara trasera de 12 megapíxeles y sistema operativo Android 5.1.1, a lo que se suma la pantalla de 5,7 pulgadas y el procesador de ocho núcleos de Qualcomm.

Todavía no se sabe si su carcasa exterior será metálica o de plástico, algo que sabremos la próxima semana.

LG está logrando excelentes resultados con sus cámaras, como se evidencia en el modelo LG G4. Sin embargo, no todo el mundo se decanta por el modelo de más alta gama y, a menudo, otras opciones de gama media resultan atractivos para los consumidores.

Habrá que estar atentos a las novedades de LG en las próximas semanas, ya que también prepara otro evento para el 1 de octubre, donde probablemente mostrará el nuevo phablet LG V10, de gama alta, que tendrá como novedad dos pantallas, una clásica y otra para notificaciones, situada en la parte superior de la principal a modo de ‘ticker’.