La firma de analistas dice que las rebajas recientes sobre el 8 GB,  modelo del dispositivo comercializado por O2 en el Reino Unido y por T-Mobile en Alemania, es motivado por una menor demanda o caída en de la misma y sugiere que se trata de una estrategia para limpiar el mercado de esos dispositivos para preparar el camino hacia la aparición del nuevo dispositivo.

También predijeron que la nueva generación del iPhone costará entre 349 dólares y 399 dólares. Al mismo tiempo advirtieron que las reservas del iPhone en EE.UU han sido bajas durante las dos semanas pasadas, lo cual ha provocado que la mayor parte de tiendas al detalle de Apple ofrezcan sólo cantidades limitadas tanto del modelo de 8 GB como del de 16 GB.