La compañía ha presentado oficialmente para el mercado asiático el Galaxy Mega 2, el phablet con mayor tamaño de pantalla de la familia de dispositivos móviles ya que asciende a las 6 pulgadas. Quizá sea ésta la característica más diferenciadora con respecto al resto de modelos Galaxy S y Galaxy Note, ya que utiliza procesador Exynos 4415 de cuatro núcleos a 1,5 GHz, 1,5 GB de memoria RAM y 16 GB de almacenamiento, ampliables mediante ranura de tarjeta microSD. Además de la conexión 4G LTE, el móvil admite el uso de doble SIM con el fin de dotar al terminal de posibilidad de uso de doble línea por parte de usuarios profesionales o corporativos.

Desconocemos si llegará al resto de países, aunque todo hace pensar que así será, puesto que la anterior edición Galaxy Mega sí que ha sido comercializada a nivel internacional. La batería del Mega 2 es de 2.800 miliamperios de capacidad, con el fin de garantizar autonomía para la mayoría de las funciones que el propietario desee realizar.

Los phablets permiten a los usuarios disfrutar de una gran variedad de contenidos en una pantalla de que es lo suficientemente grande como para proporcionar una experiencia de usuario agradable. La diferencia clave entre los phablets y otros dispositivos es que conservan las características básicas de los teléfonos móviles, tales como las llamadas de voz y los mensajes, algo que atrae a los consumidores. Es más, hay países, como Corea del Sur, donde las ventas de phablets superaron a las de portátiles y tablets.

Suelen ser perfiles de usuarios que utilizan sus dispositivos para infinidad de usos, especialmente para disfrutar de contenidos multimedia, como pueda ser ver películas en streaming o sus programas de televisión favoritos.